Excursión con ENDA

Estimados lectores del blog de Bolivia:

Al cuarto día de nuestra semana de proyectos de desarrollo visitamos las ruinas de Tiwanaku y el famoso lago Titicaca, las aguas navegables más altas del mundo. Esta excursión no pretendía realizarse solo por placer, sino primordialmente para conocer a los colaboradores de ENDA y a las chicas a las que atienden. De hecho, pasaríamos en total dos días y medio con ellos. ENDA Bolivia (Environmental Development Action in the Third World, Acción de desarrollo ambiental en el Tercer Mundo) es una organización colaboradora de Cáritas, la cual atiende a chicas que viven en la calle o sufren violencia doméstica. En los dos centros de El Alto, reciben atención psicológica y sanitaria profesional, apoyo escolar o una oportunidad formativa. Richard nos había aclarado de antemano la organización y las circunstancias de las chicas, por lo que estábamos muy emocionados con la reunión.

 

El punto de encuentro con ENDA era la entrada a las ruinas de Tiwanaku, el sitio arqueológico más importante de Bolivia. Tiwanaku no constituye únicamente el topónimo, sino que también denomina la cultura a la que pertenecen las ruinas y significa literalmente «siéntate, pequeña llama». El sitio forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2000. Dado que nuestros conocimientos de español no estaban todavía a la altura de una visita en español, nos dividimos en dos grupos y emprendimos un viaje en el tiempo de la mano de un guía en alemán o, en su caso, español. «Antaño contaban con canales de agua de piedra, pero ahora parece que es lo que más escasea en las zonas rurales. Tiahuanaco fue para mí impresionante », relató Marco.

 

Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA

 

A continuación, nos dirigimos a Guaqui, un puerto del lago Titicaca que se encuentra a 3810 m sobre el nivel del mar. De ahí navegaríamos por el lago, mientras comeríamos juntos. El ambiente era muy bueno: a pesar de nuestro español chapurreado, pronto entablamos una conversación con las chicas. «Eran muy simpáticas y abiertas; había esperado que fueran más reservadas », explicó Jasmina sobre las jóvenes bolivianas. Descubrimos que no solo a los jóvenes de Caracato les gusta jugar a voleibol y fútbol, sino que también las chicas de ENDA aman estos deportes. Tras numerosos selfis en el barco visitamos aún el Museo Ferroviario en el puerto.

 

Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA
Ausflug mit ENDA

 

Alrededor de las 15:30 horas, nos despedimos de ENDA y nos pusimos en camino a La Paz. Sin embargo, la despedida no duró mucho, dado que los dos días siguientes pondríamos de nuevo a prueba nuestra creatividad y nuestras destrezas manuales junto con las chicas.

Lo que comporta dicha colaboración lo sabréis en la próxima entrada del blog. ¡Manteneos al tanto!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario